El alicantino Manuel Fernández, Premio Aguja Brillante 2022

El Gremio Artesano de Sastres y Modistas de la Comunidad Valenciana, que distingue cada año con su Premio Aguja Brillante a una personalidad del mundo de la costura y el diseño de moda, hace pública la concesión de este galardón a través de su Maestro Mayor, Fran Tochena, que será entregado oficialmente el 6 de octubre en València..

En esta su décima edición, la Junta de Gobierno del Gremio ha resuelto conceder el Premio al creador alicantino Manuel Fernández, por su trayectoria y su apuesta decidida por la moda y la sostenibilidad. En reconocimiento a su labor, el diseñador Manuel Fernández recibirá en una cena de gala en el hotel OnlyYOU el preciado galardón de la Aguja Brillante, diseño original de Guillermo Martorell, de la firma Siete Jewels Gallery, quien aborda la creación de una espectacular ‘aguja’ de inspiración y homenaje al oficio de la costura artesana que pone en valor el trabajo de los y las modistas, implementando también rasgos de la filosofía con la que realizan sus creaciones en alta joyería.

Anteriores galardonados con el Premio Aguja Brillante han sido los creadores Elio Berhanyer, Francis Montesinos, Lorenzo Caprile, Enrique Lodares, Juan Andrés Mompó, Roberto Diz, Luis M. Rocamora, Juan Vidal y Amparo Chordá.

Por otro lado, en cuanto a las próximas actividades, el equipo de dirección del Gremio se encuentra ultimando los detalles de su participación en el certamen Fiesta y Boda 2022 (que tendrá lugar en Fira València del 21 al 23 de octubre), y también, junto al Comité de Moda, preparan la próxima edición de la pasarela de la VII Semana de la Costura (que se desarrollará en València a mediados de noviembre).

Manuel Fernández, bio

Nacido en 1962, Manuel Fernández pasa su juventud en Benidorm y marcha a Barcelona donde realiza Estudios Superiores de Diseño de Moda y de Patronaje Industrial en la Escuela Guerrero en 1983, ampliándolos después en la Escuela de Catalina de Llopis de Madrid.

En 1985 crea la marca Trazos y desfila en la Pasarela Gaudí junto a Josep Font y otros conocidos diseñadores, destacando siempre por su actitud vanguardista y el sentido del humor de sus puestas en escena.

El cine y las estrellas de los 50 y 60 han sido fuente de inspiración inagotable, siendo nominado en 1987 y 1988 para el premio Cristóbal Balenciaga.

Tras lanzar en 1990 Happy Furs, una colección completa de pieles recicladas, en el 92 se traslada a Madrid creando una firma de vestuario de cine y televisión. Desde allí presenta sus colecciones en la Pasarela Cibeles o el Círculo de Bellas Artes, entre otras.

De 2000 a 2005 continúa su carrera en EEUU participando en la New York Fashion Week, siendo el primer diseñador Español con nombre propio en desfilar en dicha pasarela.

Entre Nueva York y Valencia comienza a fraguar el proyecto en el que se encuentra inmerso en la actualidad: Fashion Art Institute, una experiencia muy personal atraído por la fusión del arte y la moda, consiguiendo que artistas plásticos de prestigio mundial como Valdés, Úrculo, Genovés, Grimanesa Amorós o Trujillo participen en una colección de trajes lienzo, diseñados por él.

La primera exposición se hizo en Buenos Aires con un rotundo éxito que atrajo a más de 300.000 visitantes. En la actualidad, el proyecto ha recorrido más de 30 museos y cuenta con más de 300 artistas, la última exposición se ha presentado en Japón creando una itinerancia 2022-23: Kobe, Tokio, Kioto, Osaka.

Otra de sus innovadoras fórmulas ha sido enriquecer el sector de la moda y la formación a través de talleres de costura, reciclaje y arte, en los que ha trabajado, sobre todo, con colectivos en riesgo de exclusión social. Desde el año 2012 ha impartido talleres para víctimas de la trata, presas, colectivos de mujeres gitanas, en España y toda Latinoamérica, y ha colaborado y colabora con más de 20 ONG. ¿Su objetivo? Revertir sus décadas de experiencia y compromiso con la moda y el arte en sostenibilidad y responsabilidad social.